Efectos de un programa de acondicionamiento miofascial en personas con fibromialgia
19293
single,single-post,postid-19293,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Efectos de un programa de acondicionamiento miofascial en personas con fibromialgia

Autor: CECA CABOTA, DIEGO

Directoras: PABLOS MONZÓ, ANA MARIA; ELVIRA MACAGNO, LAURA

Etiquetas: , , ,

Resumen:La calidad de vida relacionada con la salud en las personas afectadas por la fibromialgia, habitualmente, se ve altamente deteriorada debido principalmente al impacto que provocan los síntomas habituales en el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana. Su amplio y variado cuadro sintomático abarca desde alteraciones de carácter físico como pueden ser entre muchas otras, el dolor generalizado, la fatiga o la sensación de rigidez, hasta trastornos psicológicos tales como la depresión y la ansiedad.

Hasta el momento, la fibromialgia se concibe como una enfermedad de etiología desconocida por lo que los tratamientos empleados, tanto farmacológicos como no farmacológicos, buscan la reducción de la limitación que padecen los diagnosticados en su día a día.
En este sentido, el presente estudio se centra en el diseño, aplicación y análisis del efecto de un programa original de acondicionamiento miofascial sobre la calidad de vida en personas con fibromialgia.
Para poder llevarlo a cabo, un total de 66 personas diagnosticadas de fibromialgia fueron asignadas aleatoriamente en dos grupos. El grupo experimental participó en el programa de intervención durante un total de 20 semanas, con una frecuencia de 2 sesiones semanales de 50 minutos de duración, mientras que el grupo control no recibió ningún tratamiento.
Con el fin de poder valorar los efectos del programa se utilizó un diseño experimental pre-test post-test, en el cual fue evaluado el impacto de la enfermedad, el dolor generalizado percibido, los puntos sensibles, el estado de depresión, el nivel de ansiedad, la calidad de sueño, el rango de movimiento articular (para la columna cervical y articulaciones glenohumeral y coxofemoral) y la satisfacción con el programa. En cuanto al tratamiento estadístico, se realizó un análisis descriptivo de las variables en función del grupo y el tiempo y, posteriormente, un ANOVA 2 x 2 de medidas repetidas con la prueba post-hoc de Bonferroni.
Tras la interpretación de los resultados hallados, en aquellas variables en las que se observó una interacción general estadísticamente significativa (p < .05), se encontraron mejoras intra-grupo en el grupo experimental en el impacto de la enfermedad (p < .01), el dolor generalizado percibido (p < .001), el estado de depresión (p < .01), el nivel de ansiedad rasgo y estado (p < .001), tres de las subescalas de valoración de la calidad del sueño como son la “Calidad subjetiva del sueño” (p < .001), la “Eficiencia habitual del sueño” (p < .01) y la “Disfunción diaria” (p < .001), las 6 variables de rango de movimiento de la columna cervical (p < .001), la abducción de la articulación glenohumeral y coxofemoral (p < .001), y la flexión de la articulación glenohumeral (p < .01). Finalmente, en relación con la satisfacción con el programa de intervención, el 91.4% de los integrantes del grupo experimental seleccionaron el valor 5 (en una escala 0-5), demostrando el alto grado de satisfacción alcanzado. Estos resultados permiten concluir que el programa de acondicionamiento miofascial implementado, adaptado a las características especiales que presentan las personas con fibromialgia, puede ser una herramienta eficaz para mejorar el cuadro sintomático de éstas reduciendo así el impacto de la enfermedad y, por consiguiente, incrementando también su calidad de vida relacionada con la salud.