Personalidad, según el modelo psicobiológico de Cloninger, perfil psicopatológico en pacientes con fibromialgia, y su relación con el malestar
898
single,single-post,postid-898,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Personalidad, según el modelo psicobiológico de Cloninger, perfil psicopatológico en pacientes con fibromialgia, y su relación con el malestar

pdf

Autora: GARCÍA FONTANALS, ALBA

Director: DEUS YELA, JOAN

Etiquetas: , , ,

Introducción: La evaluación de los Trastornos de la Personalidad (TP) resulta una tarea compleja, la utilización de una entrevista suele considerase la forma más rigurosa, aunque su uso es limitado en la práctica clínica, viéndose reducido a la administración de un autoinforme.

El Inventario de Temperamento y Carácter-Revisado (TCI-R) y el Inventario Clínico Mutiaxial de Millon (MCMI-II) son dos de los instrumentos de evaluación más utilizados en el ámbito clínico, por lo que el estudio de su correspondencia con criterios diagnósticos del DSM-IV, evaluados mediante una entrevista clínica estructurada para los TP del Eje-II del DSM-IV (SCID-II), resulta de gran relevancia para el ámbito clínico.

En enfermedades con dolor crónico, y concretamente en la Fibromialgia, el estudio de la personalidad de los pacientes reviste una gran importancia debido a su posible influencia en la manifestación clínica de la enfermedad, en el malestar psicológico del paciente y en su grado de adaptación. Las pacientes con FM presentan rasgos de personalidad concretos, psicopatología ansioso-depresiva asociada y un importante deterioro del estado de salud y de la capacidad funcional.

Objetivos. El presente trabajo tiene como finalidad definir el perfil de personalidad de las pacientes con FM, así como la posible presencia de TP, desde el modelo psicobiológico de personalidad de Cloninger y el modelo de personalidad de Millon. También se estudia la presencia de sintomatología ansioso-depresiva, la psicopatología asociada, el estado de salud, el impacto de la FM, la intensidad y tipo de dolor, y la relación que se establece entre las anteriores variables. Material y método: La muestra del primer estudio está constituida por 30 pacientes, y la del segundo por 42 pacientes con FM y 38 controles sanos. Se administra el TCI-R y el MCMI-III.

Resultados. Los resultados del primer estudio muestran que los sujetos diagnosticados de un TP, mediante la SCID-II, presentan puntuaciones superiores en los estilos de afrontamiento y TP del MCMI-II, mientras que el TCI-R proporciona una mayor validez discriminante entre clusters y permite sugerir con mayor precisión la posible presencia de un TP. Los resultados del segundo estudio muestran que los pacientes con FM presentan, respecto al grupo control, una mayor presencia de síntomas de ansiedad y depresión, y un mayor deterioro del estado de salud. El perfil de personalidad del grupo con FM según el TCI-R queda definido por una alta Evitación del Riesgo (ER), baja Búsqueda de Novedad (BN), y baja Autodirección (AD), y la mayoría presentan un perfil metódico y precavido. Solo un tercio de los pacientes con FM presentan un posible diagnóstico psicométrico de TP mayoritariamente del cluster C. Las dimensiones de ER y AD se relacionan de forma diferencial con indicadores de malestar psicológico en la FM.

El grupo FM, en comparación al grupo control, presenta una mayor proporción de casos con Trastorno de ansiedad, Trastorno somatoformo, Trastorno distímico y Trastorno depresivo mayor. Cada trastorno se relaciona de forma diferencial con diferentes indicadores de malestar psicológico. Los participantes con FM con un mayor impacto de la FM presentaran más síntomas depresivos, un peor estado de salud y mayor dolor. Se observa una asociación entre la intensidad del dolor de la FM y el nivel de salud e impacto de la FM.

Conclusiones. La ER se muestra como una dimensión característica del grupo FM, independiente del estado emocional, mientras que la AD es indicativa del grado de adaptación del paciente y se asocia con la presencia de malestar emocional. El hecho de que la AD sea susceptible de modificación y que ejerza un efecto regulador en la expresión de los impulsos emocionales, es un aspecto clave a considerar desde el punto de vista psicoterapéutico.