Factores emocionales, cognitivos y conductuales en la vivencia de la fibromialgia
124
single,single-post,postid-124,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Factores emocionales, cognitivos y conductuales en la vivencia de la fibromialgia

Autora: TOBO MEDINA, NATALIA

Directora: MOIX QUERALTÓ, JENNY

Etiquetas: , , ,

La fibromialgia (FM) es una enfermedad crónica pobremente entendida. Diversos investigadores apuntan a una posible relación del curso y cronificación con alta susceptibilidad al estrés, pero falta claridad sobre que variables personales intervienen en la alta susceptibilidad al mismo frente a eventos cotidianos. Se buscó identificar que variables situacionales y psicológicas influyen en la vulnerabilidad al estrés.

Metodología:
Estudio cualitativo con teoría fundamentada. El parámetro para el tamaño muestral fue la saturación de información. Se realizan entrevistas en profundidad y se aplica un cuestionario sociodemográfico y clínico, se evalúan variables psicológicas, nivel funcional y calidad de vida (STAXI-2, TCI-R, CTI, COOP WONKA, FIQ).Para la confiabilidad se utilizo la triangulación de datos con un mínimo del 85% de acuerdos. Para la validez la discusión de expertos, entre otros. El programa informático atlas.ti se utilizó como instrumento de análisis.

Resultados y discusión:
Se estudian 10 mujeres entre 30 y 63 años, con diagnóstico de FM. Estas valoraron tener bajo apoyo social relacionado con una alteración de tipo funcional poco reconocida socialmente. Revelan estructuras de valores con predominio de tradición y benevolencia, los que se han centrado en el cumplimiento del deber, la prioridad a la ayuda y el bienestar de otros) y la inhibición para no violar a normas sociales. Las creencias sobre sí mismas se revelan en la misma dirección de sus valores. Hay una resistencia a modificar esas estructuras cognitivas las que entran en conflicto con las condiciones de limitación física, cognitiva y sociales de la FM. En busca de ser fieles a principios y congruentes con autoconcepto, se sobreesfuerzan físicamente e ignoran sus síntomas, deteriorando su cuadro clínico. Por eso sus creencias y valores se constituyen en la principal fuente de estrés físico y psicológico.