Benzodiazepine use and risk of dementia
679
single,single-post,postid-679,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Benzodiazepine use and risk of dementia: Prospective population based study

pdf

Autores: Billioti de Gage S Et Al.

Referencia: BMJ 2012; 345: e6231.

Objetivo:
Evaluar la asociación entre el uso de benzodiazepinas y la incidencia de demencia.

Diseño:
Prospectivo, estudio poblacional.

Marco estudio:
PAQUID, Francia.

Participantes:
1063 hombres y mujeres (media de edad de 78.2 años) que no tenían demencia y no empezaron a tomar benzodiazepinas hasta al menos el tercer año de seguimiento.

Principales medidas de resultado:
Demencia incidente, confirmado por un neurólogo.

Resultados:
Durante un seguimiento de 15 años, se confirmaron 253 casos incidentes de demencia. Se asoció el nuevo uso de benzodiazepinas con un mayor riesgo de demencia (cociente de riesgo multivariable ajustado 1.60, 95% intervalo de confianza 1.08 a 2.38). El análisis de sensibilidad considerando la existencia de síntomas depresivos mostró una asociación similar (cociente de riesgo, 1.62, 1.08 a 2.43). Un análisis secundario agrupó una cohorte de participantes que hubiesen empezado a tomar benzodiazepinas durante el seguimiento y evaluó la asociación con la demencia incidente. El cociente de riesgo combinado en las 5 cohortes de nuevos usuarios de benzodiazepina fue de 1.46 (1.10 a 1.94). Los resultados de un estudio de casos y controles anidados complementario mostraron que el uso ocasional de benzodiazepinas estaba asociado con un aumento de aproximadamente el 50% del riesgo de demencia (proporción de probabilidades ajustadas 1.55, 1.24 a 1.95) en comparación con los que nunca las habían usado. Los resultados son similares en usuarios antiguos (proporción de probabilidades 1.56, 1.23 a 1.98) y usuarios recientes (1.48, 0.83 a 2.63) pero alcanzó la significancia sólo para los antiguos usuarios.

Conclusiones:
En este estudio poblacional prospectivo, el comienzo del uso de benzodiazepinas se asoció con un mayor riesgo de demencia. El resultado fue firme en análisis combinados en las cohortes de nuevos usuarios de benzodiazepinas a lo largo del estudio y en un estudio de casos y controles complementario. Considerando el grado en que se prescriben las benzodiazepinas y el número potencial de efectos adversos de esta clase de medicamentos en la población general, se debería prevenir su uso generalizado indiscriminado.