Nivel de adhesión e influencia de la dieta mediterránea sobre la salud mental en fibromialgia, el riesgo cardiometabólico y la densidad mineral
17289
single,single-post,postid-17289,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Nivel de adhesión e influencia de la dieta mediterránea sobre la salud mental en fibromialgia, el riesgo cardiometabólico y la densidad mineral

pdf

Autora: RUIZ-CABELLO TURMO, PILAR

Directoras: ARANDA RAMÍREZ, PILAR; LÓPEZ-JURADO ROMERO DE LA CRUZ, MARÍA; APARICIO GARCÍA-MOLINA, VIRGINIA

Etiquetas: , , , ,

Actualmente, la Dieta Mediterránea es el patrón dietético más estudiado hasta la fecha, con una fuerte evidencia científica que la certifica como la dieta más adecuada para la prevención de enfermedades crónicas y la promoción de la salud. El objetivo general de esta Tesis Doctoral ha sido analizar el patrón nutricional y de Dieta Mediterránea en un grupo de mujeres perimenopáusicas del sur de España, y determinar su influencia sobre determinantes de salud asociados a la perimenopausia (riesgo cardiovascular y osteoporosis), así como su relación con el estado de salud mental de un subgrupo de mujeres perimenopáusicas enfermas de fibromialgia. Los principales resultados de la Tesis sugieren que i) Existe un progresivo distanciamiento del patrón de Dieta Mediterránea entre las mujeres perimenopáusicas del sur de España, cuya adhesión es mayoritariamente moderada y donde sólo un tercio presenta alta adhesión. ii) El consumo de cereales no refinados y legumbres por debajo de las recomendaciones, así como el excesivo consumo de proteína animal, resultan en una dieta hipoglucídica, hiperproteica e hiperlipídica. iii) Una alta adhesión al patrón de Dieta Mediterránea podría favorecer un perfil cardiometabólico más saludable en mujeres perimenopáusicas, caracterizado por una menor frecuencia cardíaca basal, menores concentraciones plasmáticas de colesterol total, lipoproteínas de baja densidad (LDL-C), ratio colesterol total/lipoproteínas de alta densidad (HDL-C), triglicéridos y proteína C-reactiva, independientemente de la edad, índice de masa corporal (IMC), menstruación regular, hábito tabáquico, uso de terapia hormonal sustitutiva y niveles de actividad física. iv) Una alta adhesión al patrón de Dieta Mediterránea podría reducir el riesgo cardiometabólico global, mientras que dicho efecto no se observa cuando la adhesión es moderada o baja. Aunque algunos de los componentes de la Dieta Mediterránea muestran una asociación inversa con el riesgo cardiometabólico global, estas asociaciones individuales no son tan fuertes como la observada con la Dieta Mediterránea estudiada en su conjunto. v) La fuerza muscular, el peso, el IMC y la masa magra se asocian positivamente con la densidad mineral ósea (DMO) en mujeres perimenopaúsicas, no presentando asociación la adhesión a la Dieta Mediterránea, la masa grasa, ni ninguno de los marcadores cardiometabólicos estudiados.vi) La masa magra muestra una asociación fuerte e independiente con la DMO, explicando el 14% de su variabilidad y mostrando una diferencia clínicamente relevante entre las mujeres perimenopaúsicas en el primer y cuarto cuartil de masa magra. vii) El estudio de los hábitos dietéticos en una muestra representativa de mujeres perimenopáusicas del sur de España con fibromialgia muestra que un consumo diario de fruta y verdura, así como un consumo moderado (2-5 raciones/semana) de pescado, se asocia con mejor salud mental y optimismo y menor depresión. Por otro lado, un consumo diario o casi diario de embutidos y bebidas azucaradas se asocian a menor optimismo y mayor depresión. viii) La Dieta Mediterránea asegura una ingesta adecuada de estos grupos de alimentos, al mismo tiempo que presenta una amplia evidencia científica de su correlación directa con los componentes mentales de la calidad de vida e inversa con la depresión. Los resultados de la presente memoria de Tesis ponen de manifiesto la importancia, en esta población, de mantener una alta adhesión al patrón de Dieta Mediterránea para reducir el riesgo cardiometabólico, así como una adecuada fuerza y masa muscular que preserve la densidad mineral ósea. Asimismo, en la mujer perimenopáusica con fibromialgia, la ingesta diaria de fruta y verdura y el consumo semanal, pero moderado (2-5 raciones/semana), de pescado pueden mejorar su salud mental.