Fibromialgia: estudio de los perfiles de personalidad a través del MMPI-RF y el efecto de la litigancia con sospecha clínica de simulación
248
single,single-post,postid-248,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Fibromialgia: estudio de los perfiles de personalidad a través del MMPI-RF y el efecto de la litigancia con sospecha clínica de simulación

Autora: CAPILLA RAMÍREZ, MARÍA PILAR

Directores: GONZÁLEZ ORDI, HÉCTOR; CÁMARA ANGUITA, RICARDO; PÉREZ NIETO, MIGUEL ÁNGEL

Etiquetas: , , ,

La fibromialgia es una patología compleja con múltiples síntomas físicos y psicológicos asociados, etiopatogenia incierta, evolución crónica y con frecuente fracaso de los tratamientos aplicados. A lo largo de los tres primeros capítulos de esta tesis se hace un recorrido por la literatura científica médica y psicológica, prestando atención a los aspectos biomédicos, emocionales, cognitivos, de personalidad y sociales; buscando un hilo conductor e integrador de ambos campos de la ciencia que nos ayude a conocer mejor esta patología, basándonos en el modelo biopsicosocial del dolor crónico.
Nuestra intención fue, en primer lugar, explorar si el perfil de personalidad es diferente en los pacientes de fibromialgia al de los pacientes con otras patologías dolorosas crónicas y en segundo lugar, valorar el efecto de la litigancia en aquellos casos de fibromialgia con sospecha clínica de simulación; por ello en esta tesis se platean dos estudios empíricos.
El primero de ellos: Estudio de los perfiles de personalidad a través del MMPI-2-RF, se centra específicamente en explorar perfiles de personalidad clínica en fibromialgia, a través del Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota-2 Reestructurado-MMPI-2-RF, así como establecer patrones diferenciales de respuesta entre pacientes con fibromialgia, con dolor crónico de espalda y, a su vez, comparar ambos perfiles de dolor crónico con la muestra clínica de la que se ha dispuesto en la adaptación española del MMPI-2-RF. La muestra es incidental, compuesta de 230 casos con dolor crónico de los cuales 137 estaban diagnosticados de fibromialgia y 93 de dolor de espalda. Como muestra de referencia se incluyeron las muestras clínicas de la adaptación del MMPI-2-RF, separada por sexo (varones y mujeres). Se administró de forma individual el MMPI-2-RF a todos los participantes. Los análisis de los datos (ANOVA, HSD de Tukey como prueba post-hoc para ver en qué grupos aparecen las diferencias significativas y d de Cohen para explorar la magnitud de las diferencias significativas encontradas entre los grupos de fibromialgia y dolor de espalda) indicaron que: a) existen grandes diferencias entre las dos patologías de dolor crónico en la mayoría de las escalas del MMPI-2-RF, donde los fibromiálgicos puntúan significativa y discriminantemente más alto que los pacientes con dolor de espalda. b) El perfil clínico comparativo sería, según nuestros datos, que el grupo de fibromialgia se caracteriza por: 1) mayor tendencia a la exageración y dramatización de los síntomas, 2) hiperreactividad somática, 3) afectividad y emocionalidad negativas, 4) disregulación cognitiva y 5) suspicacia. Destacar, también que el grupo de fibromialgia es coincidente con el perfil de personalidad clínica de mujeres de la que se ha dispuesto en la adaptación española del MMPI-2-RF en más de la mitad de sus escalas. Estos resultados indican que el MMPI-2-RF, como prueba de personalidad clínica multiescalar de amplio espectro es adecuado para estudiar en detalle las características de personalidad asociadas a la fibromialgia y que puedo sernos de utilidad en la evaluación y tratamiento posterior de estos pacientes.
El segundo estudio empírico: Efecto de la litigancia con sospecha clínica de simulación, se plantea como objetivo el abordaje multidimensional del patrón de exageración de síntomas en fibromialgia, con el fin de obtener indicadores discriminantes de simulación de dolor y discapacidad, y elaborar unas directrices de actuación para aquellos casos en los que el profesional de la salud implicado detecte la posibilidad de existencia de síntomas de simulación. La muestra es incidental, compuesta por 113 personas con edades comprendidas entre 24 y 66 años, de los cuales 30 eran casos control y 83 se englobaban dentro de la fibromialgia (26 litigantes, 36 no litigantes y 21 análogos). De cada uno de los participantes se obtuvieron los siguientes datos: 1) consentimiento informado, 2) exploración física y pruebas médicas, 3) historia clínica autoinformada desarrollada ad hoc para este estudio, 4) Cuestionario sobre el Impacto de la Fibromialgia FIQ, 5) Cuestionario de Salud SF-36, 6) el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota 2 Forma Reestructurada MMPI-2-RF y 7) el Inventario Estructurado de Simulación de Síntomas SIMS. La obtención de los resultados de nuestro estudio se desarrolló mediante: 1) estimación la fiabilidad de las pruebas aplicadas a través del ¿ de Cronbach, 2) porcentajes medios en las variables Historia Clínica Autoinformada para todos los grupos, 3) análisis de la varianza unifactorial para la comparación entre las puntuaciones medias de los tres grupos establecidos con relación a las puntuaciones obtenidas en los distintos instrumentos, 4) prueba de Levene para comprobar el supuesto de homogeneidad de varianzas, 5) HDS de Tukey como estadístico de contraste post hoc 6) cálculo del tamaño del efecto de las diferencias encontradas mediante la d de Cohen y 7) análisis de la validez predictiva de las variables discriminantes obtenidas mediante la obtención de la curva característica del receptor (COR). El perfil diferencial obtenido entre sujetos no litigantes y litigantes con sospecha clínica de simulación sería el siguiente: a) los pacientes litigantes presentan hábitos de vida menos saludables, b) el perfil sociolaboral de los pacientes fibromiálgicos litigantes con sospecha clínica de simulación de nuestra muestra se caracteriza por un mayor porcentaje de trabajadores por cuenta ajena, un mayor porcentaje de jornada parcial y de contrato indefinido, c) Los pacientes litigantes presentan una menor autoeficacia percibida, d) la valoración personal que los pacientes litigantes hacen de las distintas áreas de su vida cotidiana es peor que la de los no litigantes y similar a los análogos, e) las puntuaciones en la escala FIQ y en SF-36 indican un mayor impacto de la enfermedad y un peor estado de salud autoinformado en los pacientes en situación de litigancia, f) las puntuaciones en el MMPI-2-RF reflejan dos conclusiones: (1) las escalas de validez centradas en la exageración de síntomas no han discriminado entre los distintos grupos de fibromialgia y (2) las escalas de contenido del MMPI-2-RF reflejan que los litigantes y análogos (que mienten deliberadamente) se diferencian de los no litigantes por la “actitud negativa ante la vida” con que se autopresentan y g) en el SIMS vemos que existe una ausencia relativa de discriminación en la exageración de síntomas entre litigantes y no litigantes en fibromialgia. De los datos expuestos se desprende que la FM se comportaría diferente a otras patologías dolorosas crónicas a la hora de detectar simulación. Por eso hemos ajustado puntos de corte de las diferentes pruebas. Además, teniendo en cuenta que la fibromialgia es una patología que parece implicar per se cierta tendencia a la exageración de los síntomas es especialmente importante asegurarnos que el porcentaje de falsos positivos sea lo más reducido posible, de ahí que hayamos extremado los puntos de corte para excluir correctamente a la mayor cantidad de pacientes fibromiálgicos no simuladores, aun asumiendo que la capacidad para detectar mayor porcentaje de posibles simuladores se vea considerablemente mermada; no obstante, aquellos sujetos que superen los puntos de corte recomendados, serán con bastante probabilidad posibles simuladores, especialmente si además existe convergencia entre las diversas pruebas.